miércoles, 6 de enero de 2010

Nuevo Montaje de Manuela Infante se Presenta en Santiago a Mil



No hay grandes declaraciones de amor, inmensos vestuarios y ni siquiera escenografía. Como si no hubiese sido estrenada en 1842, “Ernesto”, llega de la mano de la compañía Teatro de Chile para convertirse en un ejercicio de exploración sobre las contradicciones de la independencia nacional, la idiosincrasia chilena, el modelo moderno y el propio argumento de la pieza escrita por Rafael Minvielle a fines del siglo XIX.

La obra, montada como parte de la selección de los 200 años del Festival Santiago a Mil, es dirigida por Manuela Infante, joven dramaturga nacional conocida por obras como la polémica “Prat” o la alabada “Cristo”, y protagonizada por María José Parga, Juan Pablo Peragallo, Nicole Senerman, Claudia Yolin y José Miguel Jiménez.

En ella, Ernesto es un joven soldado español que viaja a América a luchar por su país pero que una vez acá, y debido a sus valores ilustrados, decide abandonar las filas realistas y combatir por la independencia, decisión que al volver a España le impide casarse con su prometida, Camila, al ser considerado un traidor.

Ambos personajes son mantenidos en esta nueva versión pero bajo un prisma completamente distinto al original. Como afirma su directora, “hay en ella una contradicción que tomamos para trabajar, ya que es un montaje romántico chileno pero con un romanticismo medio copiado del francés y lo interesante es que siendo de este estilo tiene un discurso súper ilustrado, entonces ambos se contraponen y eso es lo que tomamos para moldear el montaje y hablar de la modernidad, como proyecto social, y las contradicciones que le son intrínsecas y que nos hablan de quiénes somos hoy, por eso la obra está construida en la palabra, porque también Chile, en el momento de la independencia, se construyó harto en el discurso. La palabra operaba con un mecanismo de generación de la realidad”.

Y agrega, “eso para nosotros fue lo más importante, no recoger el montaje como en un gesto museístico sino que ésta es una propuesta en la cual nos sentimos responsables de proponer una lectura crítica sobre el Bicentenario, no solo festejar los 200 años del teatro chileno, sino tratar de instalar en este contexto, algo un poco más agudo respecto de la teatralidad y nuestra propia dramaturgia”.

Por esta razón, los integrantes de la compañía concuerdan en que el mayor trabajo en esta obra debe venir de parte del espectador, quien tendrá que ir armando y modelando lo que sucede sobre el escenario.

Juan Pablo Peragallo, quien encarna a Ernesto, afirma que “se construye todo a través del lenguaje, por lo que hay harto que yo describo en escena a lo largo de la obra, sobre lo que el personaje piensa, siente, hace, por lo que la actuación está relacionada a como yo ejecuto verbalmente todas esas ideas”.

Por su parte, María José Parga, quien encarna a Camila, comenta que “rescatamos de la obra original pocas escenas por lo que todo el montaje pone el acento en relatar cosas que tienen que ver más con este presente y con la idea de la razón, la emoción, la palabra y el cuerpo. Esta pieza se basa en el discurso y en el cuerpo, queríamos que la cosa estuviera contenida ahí, por lo tanto no necesitábamos nada más, como escenografía u otros elementos”.

“Ernesto” se presenta en la sala Sergio Aguirre los días 5 al 10 de enero; 21 al 24 de enero; y 27 al 31 de enero a las 20 horas.

El precio de las entradas es de $ 5.000 general, $ 3.000 estudiantes y tercera edad, Club MoviStar y Club La Tercera, 25% de descuento.